De acuerdo con investigaciones, cada color posee su propia luz, energía y hasta puede influir en el estado de ánimo de tu bebé, de ahí que decorar su habitación se convierta en todo un ejercicio de creatividad y estilo, para asegurar que los resultados conviertan este espacio en un lugar cómodo, bonito e inspirador hasta en los pequeños detalles. En este artículo te compartiremos algunas gamas de colores que te servirán de guía a la hora de elegir los tonos que acompañarán a tu bebé.

CÁLIDO Y ACOGEDOR

Si decidiste crear un ambiente donde tu bebé se sienta protegido y cómodo te recomendamos utilizar tonos amarillos y naranjas, que sean claros y suaves. Este tipo de colores son ideales para las habitaciones que no reciben sol directo. Si lo deseas, puedes incluir detalles decorativos en rojo con diferentes intensidades. También puedes optar por una gama de rosas suaves para crear armonía y aportar una sensación de ternura. Recuerda que los colores cálidos combinan perfectamente con el blanco.

FRESCURA Y CALMA

A la hora de pintar la habitación de tu bebé, no tengas miedo de utilizar colores fríos, estas tonalidades refrescan los ambientes y aportarán calma para lograr un dulce descanso. Azules y verdes, son colores frescos que están indicados en habitaciones donde se concentra el calor durante el verano y muy empleados para decorar los dormitorios de los niños debido a que estimulan la concentración y generan un estado de relajación. Los tonos malvas, lilas y violetas son perfectos para los dormitorios de las niñas incentivando la creatividad y serenidad.

ELEGANCIA Y MODERNIDAD

Si no te gusta lo tradicional y quieres un espacio para tu bebé que se vea moderno y con un toque de elegancia, te recomendamos los tonos blancos, cremas, ahumados o grises muy claros. Estos colores logran un efecto visual que agrandan los espacios, por lo que están especialmente recomendados para las habitaciones pequeñas. Una buena idea es pintar el techo de blanco o de un color más claro y así podrás ganar una sensación de altura, además de generar paz y relajación para tu bebé. Pues incluir toques de color más intenso en los complementos y en el textil, así destacarás las áreas que deseas.