4-BEBISAS

Sin lugar a duda, lo que se le ofrece a los bebés para tomar durante los primeros 5 años puede definir sus preferencias para toda la vida. Expertos afirman que tomar solamente agua y leche pura sería lo ideal, sin embargo, sabemos que eventualmente los pequeños querrán probar sabores diferentes. Por esa razón, aquí os contamos sobre 4 bebidas muy comunes que como padres debemos evitar darle al bebé.

BEBIDAS A BASE DE CAFEÍNA:

Este tipo de bebidas son las de más cuidado. Ten en cuenta que la cafeína en los niños pequeños aumenta el riesgo de problemas para dormir, irritabilidad, nerviosismo, dolores de cabeza y dificultad para concentrarse. Lo mejor que puedes hacer es evitar todas las bebidas que contengan cafeína.

ZUMO DE FRUTA:

Aunque este sea 100% natural, debes saber que la fruta al convertirla en zumo pierde sus propiedades nutricionales. En algunos casos cuando no se encuentra la fruta entera, dale a tu bebé una pequeña cantidad de zumo para brindarle algún beneficio nutricional. Recuerda, los bebés menores de 1 año no deben tomar zumo.

LECHE DE SABORES O VEGETAL:

La leche de chocolate, fresa y otros sabores contiene mucho azúcar agregado, esto podría desarrollar una preferencia temprana por las bebidas endulzadas en los niños y dificultar que acepten la leche pura. Expertos aseguran que a excepción de la leche de soja, no se recomienda la leche a base de vegetales para el consumo de los niños en lugar de la leche de vaca. 

BEBIDAS GASEOSAS O AZUCARADAS:

Lo mejor que podemos hacer como padres es evitar las bebidas endulzadas, incluso si no tienen calorías. Bebidas tales como soda o refrescos, bebidas deportivas, zumos de fruta, limonada, aguas endulzadas o cualquier otra bebida que contenga azúcar pueden ser perjudiciales para la salud de tu bebé ya que aumentan el riesgo de exceso de peso, caries dental, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.